¿Destino o casualidad? – Reseña «Sólo tenías que enamorarte tú»

Si hay algo que me gusta de las historias de Lina Galán son sus mujeres protagonistas. La verdad que las últimas historias que he leído de ella, el personaje femenino tiene siempre una «profesión» peculiar, nada convencional y en la mayoría de las veces rayando lo legal o incluso fuera de este marco. En «Solo tenías que enamorarte tú» no ha sido diferente. Gabriela entra como un tornado en la vida de Christian pensando que lo tenía todo bajo control. Bueno, ¿todo, todo? Los personajes de esta nueva novela se llevarán varias sorpresas que provocan que el lector se mantenga enganchado hasta el final.

Gabriela, Christian y las múltiples casualidades

Gabriela tiene dos trabajos: uno convencional y otro no tanto. Este último es eventual y le sirve para hacer frente a una situación familiar delicada. Ella pretende que sea algo temporal, que le permita ganar el dinero suficiente y abandonar, pero sin embargo creo que está enganchada a él y le gusta más de lo que le gustaría reconocer ya que le permite, de alguna manera, vengarse de alguien que le hizo daño en el pasado.

Este «empleo» será lo que provoque que conozca al guapo guapísimo magistrado Christian Márquez, aspirante a juez del Tribunal Supremo. En realidad, esta afirmación es falsa pues una casualidad hace que ambos dos se conozcan en una situación «extralaboral». La misión de Gabriela era clara: Christian debía caer rendido a sus pies y para ello necesitará provocar varios encuentros «casuales» con nuestro chico.

Gabriela, como cabía esperar, hace su trabajo a las mil maravillas. Pero se le olvida un pequeño detalle: ella no debía caer rendida a sus pies, sino al revés. En fin, que los días van pasando, los encuentros entre ellos se van sucediendo y pasa lo inevitable: que ambos se enamoran.  A partir de aquí, surgen varios interrogantes: ¿no sospecha Christian de tanta casualidad (Gabriela, seguramente es una buena lectora de novela romántica y ella bien sabe que las causalidades son fundamentales para que una pareja de protagonistas se enamore)? ¿Será Christian tan transparente como parece? ¿Cómo podrán explicarse el uno al otro lo que van descubriendo del otro? ¿Cómo saldrán de una situación tan extraña y peligrosa en la que están involucrados?

La novela romántica de suspense

Desde un tiempo para se atisba la llegada de un nuevo subgénero a la novela romántica.  Realmente, no sé si se podría decir que es nuevo, pero si es cierto que ahora está cogiendo mucha fuerza. Se trata de novelas en las que los protagonistas viven una historia de amor, pero lo hacen involucrándose o siendo involucrados en algunas situaciones de suspense, acción, investigaciones policiales, etc… Son diferentes a las típicas historias románticas que tanto nos gustan, pero en estas también hay mucho amor y «happy ending» garantizado.

Lina Galán con esta novela creo que lo ha hecho muy bien. Ha narrado la historia de una forma original que creo que funciona: engancha al lector y consigue mantener hasta las últimas páginas ese halo de misterio que debe haber en una novela de suspense (aunque sea romántica).

Sé que hablamos bastante de Lina Galán en este portal y os aseguro que no tenemos ningún tipo de enchufe con ella, pero es que las novelas que está sacando creo que son muy interesante, gustan, consiguen transportarnos al lugar de los hechos y vivir en la historia como si estuviésemos allí.

Además, como es una autora tan prolífica y todas las historias que saca son bastante interesantes consigue que no nos olvidemos de ella y que cada publicación nueva sea una compra segura.

Otros libros que pueden gustarte

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *