Harry Wolf. Cuando el amor no es suficiente

El amor no lo cura todo. Hasta nosotras, las románticas, deberíamos saberlo. Por eso, cuando una historia se enfoca en el lado más oscuro de las personas, ese que ni con su mejor voluntad logran llenar de luz, tienen más mérito. Son más realistas, más difíciles, más intrigantes. Y tienen el doble de magnetismo.

Harry Wolf es un poco como la bella y la bestia, a pesar de las curiosas referencias que contiene a Caperucita Roja. En esta historia, un hombre atormentado y encerrado en sí mismo ve cómo su vida se sacude por culpa de una joven vivaz. ¿Es posible que el amor triunfe en un escenario de la Alemania de los 80, en lugar de la fantasiosa ambientación del cuento de Bella?

Os contamos qué nos ha parecido esta nueva novela de Laura Sanz, que ya nos conquistó con La culpa de Till.

Una historia madura

Lo primero que destacaría de este libro es que refleja una faceta de Laura mucho más madura como autora. El ritmo y los personajes están muy trabajados; las referencias, los narradores… Todo encaja a la perfección para mostrarnos una historia sencilla aunque muy meditada. Y es que detrás de las cosas simples (más en la literatura) hay un enorme esfuerzo creativo.

No sé que pensaréis vosotras, pero cuando Laura hablaba estas semanas anteriores de su novela definiéndola como “una historia algo diferente”… Yo no diría diferente. Yo diría mejor. Conmigo, desde luego, ha dado en el clavo.

Situaciones realistas

Sin contar demasiado sobre la trama (no quiero destriparos a este fantástico personaje que es Harry Wolf), diría que en esta novela prima la sensatez. Los personajes van tomando decisiones sobre su relación y sobre sí mismos que dan un baño de realidad a toda la historia y hacen que cualquiera de nosotras tenga cierta probabilidad de cruzarse con un sujeto así (¡quién pudiera!) en algún momento de la vida.

Laura nos guía de manera impecable por la psique de ambos protagonistas, desgranando sus inseguridades y estableciendo con ellos un diálogo interno rico.

Consigue mantener la intriga casi hasta el final sobre el terrible suceso que cambió para siempre a Harry y que no despeguemos el ojo del libro en ningún momento.

Lento y delicioso

Tengo especialidad debilidad por las historias que, en lugar de querer contar demasiadas cosas y extenderse infinitamente, escogen con acierto el momento, lo exprimen y nos deleitan con el paso de cada segundo.

Así sucede con Harry y Sara. Cada avance en su relación es un paso que toma semanas, meses, mucha paciencia. Y a veces el avance es el roce de dos dedos, una mirada… ¡apenas nada! Pero Laura consigue que parezca mucho. Todo. Que nosotras compartamos la alegría por el amor que brota y avanza, o que temblemos con cada paso atrás.

Todo está muy medido, esa es mi sensación, y la forma de la novela acompaña perfectamente a su contenido.

¡Leedla ya!

No me gustan los spoilers, así que os recomiendo encarecidamente esta lectura, que es una de las mejores que ha caído últimamente entre mi manos.

Si os animáis a leerla, compartid vuestra opinión.

¡Hasta pronto!

Otros libros que pueden gustarte

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *