¡Qué gasto de luz! – Reseña «Mantendré las luces encendidas para ti»

los libros del querer

Que Lía tenga una madre como la que tiene, me lo creo, pero que Lía  no haya ido nunca al psicólogo y más aún estando ella licenciada en esta materia, me cuesta entenderlo. Tal vez hoy esté yo en modo asperger, pero a ver, las que os habéis leído la novela: ¿no estáis de acuerdo conmigo? ¿No creéis que todos los problemas de esta pareja se hubiesen quedado en nada si nuestra querida Lía hubiese ido al psicólogo desde que asumió que su progenitora no era una madre normal? ¡Ay, claro! Se me olvidaba, que esto es una novela romántica y si nuestra amiga decide pasarse por el sillón del «comecocos» entonces ya no habría novela para contar.

La madre descastada y el escritor frustrado

Esta es la primera novela que leo de Cherry Chic. Siempre me había llamado mucho la atención esta autora, pero por unas cosas o por otras nunca había llegado a leer una de sus novelas. Este verano, desde mi paraíso particular, le llegó, por fin, el turno a «Mantendré las luces encendidas para ti». Los protagonistas de esta novela son Lía, como ya os mencioné arriba, y Ethan, un escritor frustrado que se refugia en un pequeño pueblo esperando a que la inspiración le vuelta. ¿Os podéis imaginar cuándo le vuelve, no?

Sinceramente, tengo sentimientos bastante encontrados con esta novela. La realidad es que gustó mucho, pero siento que las situaciones no soy muy creíbles. Me parece muy interesante la forma en la que la autora adorna con tintes cómicos ciertas situaciones realmente dramáticas, como por ejemplo, la forma en la que Martín «prueba» a Lía. No sé si esa es realmente la idea de la autora, transmitirnos esa forma de probarla, pero a mi me dio esa sensación.

Por otro lado, creo que la autora también consigue que empaticemos con Lía y sintamos como si fuese nuestra mejor amiga a la que le están pasando todas esas cosas. Me da pena y según iba leyendo sentía como propia la frustración de ella, la rabia al darse cuenta la especie de madre que le ha tocado. Cualquiera que lee esta reseña estará pensando «mejor no hablo de lo que hay en mi familia», pero es que de la madre de la protagonista ocupa el puesto número uno de las madres problemáticas y tóxicas. Tanto así que en ocasiones venia a mi mente ese duendecillo que me decía «no es creíble».

El personaje con el que más me ha conseguido conectar ha sido con Etham, el protagonista masculino. La autora ha querido rodearlo de un aura de misterio para hacerlo muy interesante y sinceramente, lo consigue. Pero tanto que a mi personalmente me cuesta llegar a su fondo. No sé, siempre he reconocido que a mi no me van mucho los protas bohemios y Ethan lo es. Probablemente ese sea el motivo por el que no he acabado de conectar del todo con él.

Desmontando una novela romántica

Siempre decimos que jamás, bajo ningún concepto si tienes dudas de continuar o no con tu pareja, te quedes embarazada para conseguirlo. Ya os adelanto que Lía no se queda embarazada a lo largo de la novela, pero ¿no tenéis la sensación de la situación que vive con Emma es un poco así? Que es una situación triste y tierna al mismo tiempo es indudable, pero que fuerza las cosas entre Ethan y Lía, también.

Además, chicas mileuristas  y lectoras de este portal, si vuestro chico os dice un jueves por la noche que va a mantener las luces encendidas para ti, para que no tengas miedo, ¿qué le dices? Pues, le miras con cara desencajada y le contestas «¡Tú estás loco, ya verás que recibo nos va a venir a final de mes!» ¿Sí, o no?

Por último y ya para cerrar, tengo que confesaros que en esta reseña os he mentido. Sí, os he engañado cuando he escrito que conseguía empatizar con la protagonista. Lo que realmente Lia provoca en mi es una envidia tremenda: vive en un pueblo maravilloso alejada del bullicio de la gran cuidad, en ese pueblo hay playa, le dan a la niña ya criada, su chico tiene mucha pasta, ella podría ser una mujer florero, su ocupación es regentar una maravillosa casa rural y todo esto saltándonos el pequeño detalle de la bonita historia de amor que vive con Etham…. Si me dicen, te doy todo esto a cambio de tener una madre «un poquito desequilibrada», me lo pienso.

¡Leed la novela, chicas! Así podremos comentar y sobre todo, porque es divertida, tierna y con algún puntillo triste que os hará disfrutar.

Otros libros que pueden gustarte

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *