Reseña de El karma del highlander – Rose Gate

Una editorial de romántica. Una mujer que odia a los hombres. Un hombre que escribe romántica… y dos almas del pasado que el karma parece traer de vuelta al presente. Esta es la carta de presentación de El karma del Highlander, lo nuevo de Rose Gate. Esta es la primera vez que leo a esta autora y me decidí a probar porque las historias de escoceses siempre me han privado. Aquí os cuento mis impresiones sobre el texto.

El feminismo (y el karma)

En esta novela se tratan un par de temas escabrosos: el hembrismo y la ausencia de hombres en el género de la novela romántica. Para variar, nos encontramos con una circunstancia poco común, esto es, un hombre que firma novelas rosas sin ocultar su género.

Aprovecho para decir que uno de mis autores favoritos de romántica es, de hecho, un hombre. Se trata de Robin Pilcher, hijo de la famosa autora (escocesa) Rosamunde Pilcher. Si os apetece leer historias ambientadas en este país, no dejéis de echarles un vistazo a sus obras.

Ya sabéis que odio los personajes femeninos frágiles, sin voluntad ni independencia, pero las hembristas me generan sensaciones similares. Así es Sarah, la protagonista, al menos al comienzo. Eso de tener a los hombres solo para revolcarse con ellos me parece relegado a la época de los noventa. Por eso, que Sarah renuncie a sus creencias radicales para ver a los hombres como iguales muy temprano en la historia es de agradecer, para dar paso a un feminismo más real y sin clichés.

Un punto metaliterario

La historia tiene su punto metaliterario, puesto que la protagonista dirige una editorial y los personajes de uno de sus libros de highlanders parecen cobrar vida en un ambiente muy distinto. Me resultó divertido encontrar referencias a autoras consagradas del género, incluso una suerte de “cameo escrito” de Megan Maxwell.

La realidad de la editorial se presenta como un trabajo glamuroso y de ensueño (no tan chachi en la vida real, debo confesaros) aunque desde luego es una muestra de cómo funciona este mundillo y sin duda tiene interés para las lectoras que además son autoras.

Los puntos fuertes de la historia

La trama está bien armada, con sus puntos de suspense bien gestionados, así que es fácil mantener el interés. Por supuesto, desde el minuto uno encontramos mucha sensualidad, así que si buscas una novela erótica, la vas a disfrutar. Yo soy más de aventuras que de retórica sexual, así que esta parte se me ha hecho un poquito más pesada, pero entiendo que se trata de una cuestión de gustos.

La química entre los protagonistas se vive muy de cerca y, ¿qué decir del viaje a Escocia que emprenden?

Dos críticas a la novela

Como lectora (y sobre todo, como editora) siento la necesidad de señalar dos cuestiones que empañan la lectura y que la autora debería revisar en próximas ediciones.

El libro contiene errores de puntuación que se extienden a lo largo de todo el texto. El ejemplo más visible y molesto: los vocativos. Este elemento debe separarse con comas y la regla se incumplía sistemáticamente durante la novela, así que el ojo me temblaba un poco mientras leía.

La segunda crítica, subjetiva, tiene que ver con el íncipit o arranque de la novela. Todos sabemos lo importante que es, por eso me sorprendió negativamente que la autora se arriesgara a ocupar los primeros párrafos con el íncipit de una novela imaginaria (mala) que está cribando la protagonista. Realmente, el fragmento era lo bastante largo como para confundirlo con el que de hecho debía ser el principio. El riesgo de crear un impacto negativo en el lector me parece elevado, quizás hubiera optado por algo distinto.

A pesar de estas cuestiones que comento, El karma del highlander es una lectura ligera y entretenida con mucho erotismo que me ha resultado algo distinta de lo que habitualmente podemos encontrar en un libro de highlanders.

Otros libros que pueden gustarte

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *